Desde que tengo uso de razón la mayoría de las cosas que me compraba decían “Made in China”. Obviamente que el apogeo tecnológico que vivimos hoy en día